Dengue

Icono de calendariomiércoles, 5 de febrero de 2020

Dengue

El dengue es una enfermedad viral que se transmite por medio de la picadura del mosquito Aedes aegypti. Cuando este se alimenta con la sangre de una persona que tiene esta enferemdad y luego pica a otras, la transmite.


¿Cuáles son los síntomas?



  • Fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones

  • Nauseas y vómitos

  • Cansancio intenso

  • Aparición de manchas en la piel

  • Picazón y/o sangrado de encías


Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, es importante que no te automediques. Acudí al médico para recibir el tratamiento adecuado. Podés encontrar el más cercano a tu domicilio en nuestra cartilla online.


¿Cómo se previene?


La forma más efectiva de prevenir el dengue es eliminando los criaderos de mosquitos, es decir, de todos los recipientes que contengan agua, tanto en el exterior como en el interior de las casas. A continuación te indicamos cómo podés hacerlo:



  • Eliminando todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

  • Dando vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

  • Cambiando el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordá frotar las paredes de los recipientes con una esponja a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.

  • Rellenando los floreros y portamacetas con arena húmeda.

  • Manteniendo los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.

  • Limpiando canaletas y desagües de lluvia de los techos.

  • Tapando los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.


También podés prevenir la picadura del mosquito:



  • Usando siempre repelentes siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.

  • Utilizando ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.

  • Colocando mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en la habitaciones.

  • Protegiendo cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.

  • Utilizando repelentes ambientales como tabletas y espirales.


 


Fuente: Ministerio de Salud de la Nación


 


Escuchá nuestra columa sobre el tema en FM Soldados