Novedades

08/03/2021

8M Día Internacional de la Mujer

Reflexiones sobre feminicidios.

En este 8 de marzo se conmemoran las distintas luchas a lo largo de la historia por parte de las mujeres para avanzar en la conquista de sus derechos. En Argentina, pese a ser pionera en leyes de género en América Latina, los femicidios son una realidad gravísima que afecta a miles de argentinas. Los nombres se acumulan en los medios y redes sociales: Úrsula, Guadalupe e Ivana. Hay más. Historias, vidas truncas, chicas muy jóvenes que fueron asesinadas por sus parejas y exparejas en las últimas semanas. El femicidio es la última instancia de una violencia que se va permeando mucho tiempo antes.

En lo que va de 2021, se cometieron 47 femicidios, femicidios vinculados y trans-travesticidios en todo el país. Esto equivale a que una mujer fue asesinada cada 30 horas. Un informe de la organización MuMalá indica además que el 29% de las víctimas había denunciado a su agresor, que el 19% tenía orden perimetral y que solo 4% disponía de botón antipánico. En este total de casos, 39 fueron femicidios directos, realizados por varones por razones asociadas al género. Además se registraron 64 intentos de femicidios y 3 femicidas se suicidaron luego de cometer el crimen. Otro aspecto del que poco se habla es la cantidad de hijos e hijas (38) que quedaron sin madres, entre los cuales el 78% es menor de edad.

Desde el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación señalan que el contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio obligado por la pandemia de coronavirus, acentuó y profundizó las violencias más extremas en los hogares.

En esta realidad coexisten varios factores: una respuesta lenta del sistema judicial y un Estado que, pese a acciones positivas como la Ley Micaela, todavía tiene pendientes reformas profundas a lo largo del territorio, donde todavía subyace una impronta patriarcal en que se sigue insistiendo en que las denuncias son falsas o hay exageración por parte de las mujeres. A esto hay que agregarles las diferencias de criterios que maneja cada provincia y que resulta un impedimento para luchar contra los femicidios a nivel nacional. Sin una coordinación integral que aborde a los femicidios con una Justicia que funcione de modo correcto y que trabaje específicamente sobre la prevención de la violencia sexista, los resultados irán empeorando.

Que el 8 de marzo sea más que una mera fecha. Los femicidios y la violencia de género son problemas sociales graves que urge atender. No se puede esperar más.

Si sufrís violencia de género o conocés a alguien que esté en esa situación podés llamar a la Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463

TRÁMITES